SOS del pequeño comercio

Noticia publicada abril 29, 2018

El consumo en el comercio minorista de carácter unilocalizado, es decir que tiene un único centro de venta y que corresponde prácticamente en exclusiva  a los trabajadores autónomos, continúa cayendo en 2018, más de un 0,4%

Las cifras hablan por sí solas, los grandes beneficiados de las políticas desarrolladas en los últimos años por las administraciones con competencia en comercio interior (CCAA y Ayuntamientos) están poniendo en peligro la estructura comercial tradicional de nuestro País.

Las grandes superficies, pequeñas y grandes cadenas, crecen en ventas en 2,2%, 2,7 % y 4,3% respectivamente.

Está en peligro la continuidad de miles de pequeños comercios regentados por autónomos, más de 800 mil son los trabajadores por cuenta propia que desarrollan una actividad ligada a este sector y que ven cómo poco a poco desaparecen en una muerte comercial silenciosa.

Pero encima de burros apaleados, la irrupción de las e-commerce en el consumo interno crece sin cesar, en el pasado 2017 este nuevo modelo comercial facturó 25.000 millones de euros, prácticamente absorberá el 2,2% del crecimiento estimado por el Banco de España.

Lo dramático de la situación es que no se atisba ningún movimiento que permita contrarrestar esta situación, para Eduardo  Abad, presidente de UPTA, es urgente tomar medidas. Pedía esta mañana en declaraciones a los medios de comunicación que se desbloqueen los acuerdos adoptados en materia de formación especializada para el colectivo, apuntaba que una especialización del comercio minorista es una de las pocas soluciones que pueden adoptarse y para ello es necesario cualificar profesionales que puedan competir en mejores condiciones ,además solicitaba que se ponga en marcha un plan de modernización comercial adaptado al pequeño comercio ,dentro de las políticas estatales que se diseñan por parte del Ministerio.

Para Abad sigue siendo incomprensible como las grandes empresas de comercio electrónico que operan en España, continúan sin pagar los impuestos correspondientes en el país donde realizan las ventas, “las ventajas que tienen estas empresas ya las quisieran para sí los pequeños comerciantes” remarcaba el presidente de UPTA.